Logotipo del Portal de Movilidad Eléctrica de Castilla y León; Ir a página principal

Estrategia regional

 
La estrategia para el impulso del vehículo eléctrico pretende desarrollar
, durante un horizonte temporal de 5 años, todos los pilares imprescindibles que debe desarrollar un territorio para la correcta implantación de un producto, el vehículo eléctrico (V.E.), que con los años revolucionará parte de los usos y costumbres de movilidad de la sociedad europea (especialmente la urbana).


Esta estrategia servirá a la comunidad para impulsar un sector emergente, desarrollar un nuevo producto, y hacer realidad un nuevo concepto: la movilidad eléctrica, la movilidad sostenible.

La incorporación a la política económica regional de la ESTRATEGIA PARA EL IMPULSO DEL VEHÍCULO ELÉCTRICO EN CASTILLA Y LEÓN 2011-2015, se diseña en un esquema paralelo a la ESTRATEGIA INTEGRAL PARA EL IMPULSO DEL VEHÍCULO ELÉCTRICO EN ESPAÑA.

La estrategia se articula a través de 13 medidas que forman parte de tres ejes principales, como son industrialización y desarrollo tecnológico, infraestructuras y mercado en el sector estratégico de la automoción.

En el ámbito industrial y tecnológico, se trabaja en la creación de un POLO ELÉCTRICO que albergue desarrollos tecnológicos, industriales y actividades afines al nuevo sector que pueda llevar a Castilla y León a una posición de liderazgo nacional, generando empleo inducido por este nuevo sector industrial.

En el ámbito de infraestructuras, las medidas diseñadas para motivar este eje, deberán procurar el desarrollo de una red de infraestructuras de recarga de al menos 300 puntos de recarga en vía pública, 3.000 puntos de recarga en domicilios particulares, 600 puntos de recarga en parkings públicos y un grado de implantación de puntos de recarga en flotas de vehículos particulares en correlación con el establecido en la ESTRATEGIA INTEGRAL PARA EL IMPULSO DEL VEHÍCULO ELÉCTRICO EN ESPAÑA, y todo ello para un grado mínimo de afección de estas infraestructuras en 20 municipios de la comunidad autónoma de Castilla y León.

Para alcanzar la correcta armonía entre los ejes de esta estrategia, se está en proceso de creación un de un CLUSTER REGIONAL DE MOVILIDAD ELÉCTRICA que integrará los agentes imprescindibles para el correcto desarrollo de este nuevo y emergente sector, empresas industriales, energéticas, Tics, empresas de infraestructuras, empresas ligadas al sector de las energías renovables, Universidades y Centros Tecnológicos.

La inversión inducida de la estrategia se cifra en 82.348.000 €, con un esfuerzo en apoyos y medidas públicas de 18.159.450€ para el horizonte temporal 2011-2015, tratándose de un presupuesto que se verá sometido a la cobertura procedente de la estrategia nacional en su implementación y articulación final.

Castilla y León será la primera comunidad española en fabricar un vehículo eléctrico. Se destaca como objetivos de mercado, alcanzar un parque de vehículos eléctricos en Castilla y León de 15.000 unidades en el año 2015.